• Geometría del reverso,  relato

    Laura en sección

    Las palmeras estaban inmóviles, con hojas abatidas en la oscuridad que parecían peines de viento o rastrillos de otoños por llegar. Laura se rió de su propia afición a las descripciones melodramáticas y suspiró sin saber qué hacer con su vida. Se sentó sobre el césped, a la entrada del parque que separaba varios de los edificios de la universidad. Desde esa altura apenas se veía el reflejo de tercera mano que generaban los focos del teatro. En las montañas, al oeste, casi invisibles bajo la incipiente niebla que parecía estar cayendo sobre los edificios, se intuían pueblos que nada tenían que ver con su realidad de estudiante. Algunos coches…

  • Geometría del reverso,  relato

    Brian en plano

    Se trata de Brian. Brian está completamente borracho, buscando su vaso bajo la mesa, sin darse cuenta de que lo volcó ya hace minutos contra la pared. Está mirando tras las patas pero no puede ver demasiado bien, o quizás no puede pensar del todo bien. Es una noche de fiesta y ya le he visto probar tres o cuatro licores diferentes, algo que normalmente no hace. Brian no bebe normalmente tanto. Tengo calor. Esta habitación antes no era tan grande, pero ahora hace calor y todo está húmedo. Tengo la sensación de estar en la boca de algún animal de intestinos reverberantes. Brian no tendría que haber bebido tanto,…

  • Geometría del reverso,  relato

    Once en línea

    Once sabía que frotarse las manos cada medio minuto no servía de nada. Las noches de enero de Los Angeles eran tan extrañamente frías como absurdamente calientes los días del invierno. El desierto reclamaba en la oscuridad los triunfos que el aire acondicionado le robaba durante las horas de luz. Pensaba. Buscando en la poesía lo que la termodinámica no le podía ofrecer. Once llevaba más de dos horas sentado dentro del coche, con la mirada fija en el portón de la casa, atento a la posible salida de DM. Esta era la segunda semana que la Sociedad dedicaba a seguir todos los pasos del individuo en cuestión, por razones…

  • poemas

    las ocho horas de las teclas

    las ocho horas de las teclasse consumen en una cálida oficinacon penumbrasy yo no se si el fingires normal o partede mi desubicación. las pantallas iluminan rostros concentrados-¿en qué?, ¿para quién?-y las luces tras los grandes ventanales guiñan historiasde nochea las seis de la tarde.cuestiónde latitudes. ¿qué tipo de vida es éstaque empiezo a compartir con los oficinistas? ¿qué es este duro relax de no sentirse irresponsablemás que de un proyecto, una tarea,un puntoen un powerpoint? ¿cómo es posible que haciendoestaminiatura existencialtenga más fuerza que en los añosde paseosdidácticospor aulas que, a veces,me escuchaban? ¿es esto una tragedia?¿una derrota?¿una capitulación frente a aquelloque no pude conseguir?¿es esto una salida? ¿es…

  • Geometría del reverso,  relato

    Emilia en espiral

    Emilia entrecerró los ojos e inhaló con desagrado el seco aire del despacho-laboratorio, odiando la aséptica falsedad reciclada, biológicamente necesaria pero definitivamente asqueante, que vomitaban los filtros acondicionadores situados sobre su cabeza. Ella no necesitaba ni oxígeno ni nitrógeno, sino un punto central y una normalización en las ondas que mecían su vida. Ése era el problema. Todo se había salido de su eje. Todo era falso y ficticio.  La asistente de investigación y candidata doctoral del departamento de física de la Universidad de Brighthill había comprendido hacía ya días que los clips italianos que tenía frente a sí eran algo más que espirales de metal exageradamente caro. Sabía que…

  • poema

    me guiña un ojo casi imperceptible

    me guiña un ojo casi imperceptible -con precisión de segundo- sobre el espejo en que nos medimos las arrugas, yo vencido, y ella seductora, inmaculada, vencedora inconsecuente.  su presencia no tiene remedio  en mis mañanas, horas llenas de nada que busca ser fértil, busca acariciar y aferrar,  susurrar y morder. ella solo devuelve la más pálida de las mejillas, cortante como hoja sin mella.  su desdén es etéreo y frio. me ignora ruidosamente. con pulsante constancia me ignora. entre neurona y ventrículo llevo su nombre. recito devoto sus títulos y espero -de nada sirve adular-.  se sienta frente a mí, en mi mesa, en mi casa,  y me niega -arrogancia…

  • Casas y viajes Retornos y residencias,  poemario,  poemas

    «Casas y viajes. Retornos y residencias» Poemario bajo Creative Commons

    hace varios meses terminé de escribir una colección de poemas y, hasta hoy, no sabía muy bien qué hacer con ellos. por un lado me encantaría publicarlos en una editorial tradicional, pero, por otro, creo que distribuirlos de manera gratuita y bajo una licencia de Creative Commons hará que más gente pueda disfrutar (¡espero!) de ellos. y de eso se trata. no he invertido nada de tiempo en crear una portada o preparar una maquetación especial; aquí tenéis los textos tal cual son, sin adornos externos. si alguien quiere exportarlo a otros formatos (ePub, mobi…) ¡adelante! si me enviáis una copia la añadiré a la lista 🙂 tal y como…

  • poema

    la noche pinta horrores

    la noche pinta horrores en sus ojos cerradosy él ve sombras y oye gritosmás allá del cristaly tiembla como nunca lo hizosiendo joven. cree que hay gentes en la plaza y arde la casa[la casa que fue suya con esfuerzo,la casa en que cogió la mano fríade su compañera] trata de bajar las escaleras y tropiezay se cae, y se golpea y piensa,todavía un rayo de lucidez entre las nieblas,que quizá algo no va bien en su cabeza.y grita su dolor y su impotencia de abuelo aferradoa un frío peldaño de madera. cuando llegan los hijos se repitela escena con vocación de rutina:el tacto, las miradas,la acuciante sensación de final conocido pero…

  • poema

    tras tu almohada

    no hay más de mísalvo en las sobras malolientes de la inspiración.quemomadrugada tras nochebuscando el ritmo que te haga amabley tengo,cuando despierto con los ojos pegados a la tecla,un montón de líneas con malsabor de boca.sololo que escribo tras tu almohada tienealgo que ver conmigo.

  • poema

    7/7/11

    la intención,el miedo,la vergüenza…frente al ímpetu,el amor,el deseo, el sexo recordado,el vaticinio. todonos debería enseñaralgo. merecemos menos tonteríaspara con nosotr@smism@s.