• poema,  poemas

    historia de la fotografía

    Yo de niño en los cascotesde una ciudad derruida.Es cierto.Sin metáforas, ni abusode licencias poéticas:un puebloabandonado en Castilla. Fui el hijo bajo el sol,que aprendea hacer fotos con el padre.Comprendía —extrañamente— sus palabras,sus números, suvelocidady su apertura.Entendí cuando me hablabade la sensibilidad.Más o menosluz, recuerdo,y su correspondiente grano final. Pasoscuidadosos, cámara en mano.Encuadrar.Enfocar.Disparar.El peso al cuello, la correa sudada,la vibración de cada avance. Iniciación. Pertenencia. 35 milímetros de ruinasdesamparadas,de pilares rotos,de ventanas que el esfuerzopodría quizás abrira una desolacióny dejadez de años.Quién sabe si a un tesoro perdido,oculto. Carrete verde, 32exposiciones, media horapara buscar las líneas de fuga en pantalón corto,y los ojos entreabiertos,y el ceñofruncido de alegre responsabilidad. Seguro…

  • poema,  poemas

    arqueología frente a la decepción

    no es temor, aún, al fundido en blanco,ni remordimiento como espressoromano a medianoche.es angustia de demencia sin avisoante estaconvencionalidadindiscutibledel placer conquistado con hastío.la cama a cinco almohadas y esa máquinaque microespuma la leche en la mañanamientras la osadía se cubre de recuerdos y polvoen el mismo estante en el que ordeno,cada mes,todos los libros que no supeescribir. este esputo de bilis que me endulza el ego esun redoble olfativo hacia el futuro. ¡Miradme cavar en lo mediocre!busco con sonrisa nueva y ansias renacidasen las ruinas sepultadas de mis sueños.

  • poema,  poemas

    la eternidad que sí podemos ser

    respiras futuro y llevasentre los ojos ciegos de novedadmillones de sonrisas ajenas. eresel último argumento del existir,la aurora rosada que suspira la noche,la Humanidad ampliadaa su mínima expresión. resuenas con dedos novelesel pulso mismo del mundo,el dulce tamborileo de una vida aún por estrenar. todos,como hilos remendados,custodios y dependientes,vibramos junto a ti en largas horas de ensueño,en caricias que son díasy suspiros como años o sentimientos anudados. rompen tus sonidos las palabrasque no sabemos deciry asívemos con ojos entornados de ayeres perdidosla eternidadque sí podemos ser.

  • poema,  poemas

    time goes by

    … and what if time goes byand seconds tick whole months at the time? hair grows and gets cut,pounds drop like crazy,images are wordswithout letters,like smoke signals for radio silence. there is new chinese food,and castles on air.there are new futures,and answers dying to be questioned: what if we are rightly so making mistakes?whatif life just IS…and in so beingjust flies us by. [foto]

  • poema

    el fuego presente

    tiene contigo conversaciones en sueños y tú no estás, ya no  estás. a buscar sonrisas y reflejos propios en lugares ajenos al vosotros se ha ido. tiene contigo conversaciones sin fin ni sentido en las que explica con sed de catarsis el por qué de la partida, más de cuarenta y siete veces la falta de maldad de los nuevos comienzos, el azar del juego… la extraña suerte del eterno principiante. tiene cada sueño el mismo punto  de desvelo porque esto no es una salida. esto -le dices, o se dice bañado en sal- es un errar  o acertar, o vivir, o solo  -aunque para nada solo- cauterizar el futuro…

  • poema

    me guiña un ojo casi imperceptible

    me guiña un ojo casi imperceptible -con precisión de segundo- sobre el espejo en que nos medimos las arrugas, yo vencido, y ella seductora, inmaculada, vencedora inconsecuente.  su presencia no tiene remedio  en mis mañanas, horas llenas de nada que busca ser fértil, busca acariciar y aferrar,  susurrar y morder. ella solo devuelve la más pálida de las mejillas, cortante como hoja sin mella.  su desdén es etéreo y frio. me ignora ruidosamente. con pulsante constancia me ignora. entre neurona y ventrículo llevo su nombre. recito devoto sus títulos y espero -de nada sirve adular-.  se sienta frente a mí, en mi mesa, en mi casa,  y me niega -arrogancia…

  • poema

    la noche pinta horrores

    la noche pinta horrores en sus ojos cerradosy él ve sombras y oye gritosmás allá del cristaly tiembla como nunca lo hizosiendo joven. cree que hay gentes en la plaza y arde la casa[la casa que fue suya con esfuerzo,la casa en que cogió la mano fríade su compañera] trata de bajar las escaleras y tropiezay se cae, y se golpea y piensa,todavía un rayo de lucidez entre las nieblas,que quizá algo no va bien en su cabeza.y grita su dolor y su impotencia de abuelo aferradoa un frío peldaño de madera. cuando llegan los hijos se repitela escena con vocación de rutina:el tacto, las miradas,la acuciante sensación de final conocido pero…

  • poema

    tras tu almohada

    no hay más de mísalvo en las sobras malolientes de la inspiración.quemomadrugada tras nochebuscando el ritmo que te haga amabley tengo,cuando despierto con los ojos pegados a la tecla,un montón de líneas con malsabor de boca.sololo que escribo tras tu almohada tienealgo que ver conmigo.

  • poema

    7/7/11

    la intención,el miedo,la vergüenza…frente al ímpetu,el amor,el deseo, el sexo recordado,el vaticinio. todonos debería enseñaralgo. merecemos menos tonteríaspara con nosotr@smism@s.

  • poema

    camas -de Lugares y pasos-

    Cierro ojos en habitación de paredes blancas y recuerdo Que Mis camas se solapan con perversa Sencillez Y la pared está siempre esperando Agazapada Emboscada en la simplicidad contundente del golpe que me devuelve a la almohada Cuando creo que es Heidelberg o Utrecht en vez De Oviedo o Stuttgart o quizá, Cada vez menos, Claremont. Me pierdo con dis/gusto malsano en recordar las arañas En la boca, los gusanos en la alfombra, el frio Helado en los escalones, la soledad y los cuervos. Las miserias anejas a cada cama, las dolorosas Sonrisas arrancadas en cada amanecer equivocado. [foto]